Nou Barris Centre Comerç

Nou Barris Centre Comerç

Barcelona destinará 1 millón de euros a reforzar los proyectos de alimentación de la mano de las entidades sociales

4 de junio de 2020

Un convenio con Cruz Roja y Cáritas por valor de 0,5 millones de euros permitirá ampliar las 29.000 tarjetas bancarias que ya han distribuido los Servicios Sociales municipales a por lo menos 2.000 personas vulnerables más atendidas por las dos entidades.

El Ayuntamiento prevé también una línea de ayudas extraordinarias de 0,5 millones más para una cuarentena de pequeñas entidades sociales de barrio que han mantenido dispositivos extraordinarios de alimentación con motivo de la Covid-19.

En una segunda fase, el Ayuntamiento trabajará con el Banco de los Alimentos, Mercabarna y Unió de Pagesos para multiplicar el número de cocinas con capacidad de distribuir comidas a todos los distritos de la ciudad.

El Ayuntamiento distribuirá también 20.000 copias de una guía sobre alimentación saludable y económica para familias con niños que recoge consejos, propuestas de menús y listas de la compra para preparar comidas saludables con un presupuesto reducido.

El Ayuntamiento de Barcelona destinará 1 millón de euros extraordinarios a reforzar, conjuntamente con las entidades sociales que trabajan en la ciudad, diferentes proyectos de alimentación para personas vulnerables. El compromiso llega en plena fase de desescalada de la Covid-19 para reorganizar y reforzar circuitos de atención, con la intención de ir más allá de lo que ha sido la atención de la emergencia durante las primeras semanas desde la estallido de la crisis sanitaria. En esta nueva fase, la voluntad es poder desplegar un modelo que garantice el derecho a tener una alimentación adecuada, además de promover la autonomía y el empoderamiento de las personas, avanzando hacia modelos cada vez menos asistencialistas.

El Ayuntamiento de Barcelona, ​​gracias a la colaboración de diferentes entidades sociales y proyectos solidarios como el de la ONG World Central Kitchen, ha llegado a aumentar un 190% el número de comidas diarias servidas en la ciudad, al pasar de los 3.810 que se distribuían antes de la irrupción de la Covid-19 a los casi 11.000 actuales. Esta cifra se distribuye de la siguiente manera:

  • Un total de 2.427 comidas servidas en comedores sociales y de equipamientos de personas sensellar. El número de comidas ordinario en estos servicios era de 1.378.
  • Un total de 3.725 picnics que se reparten en dispositivos extraordinarios.
  • Un total de 4.799 comidas servios a domicilio. El volumen habitual de comidas de este tipo era de 1.200, a los que se han sumado los 1.232 que se servían en formato de comidas en compañía y los nuevos servicios que se han activado a medida que se han ido detectando nuevas situaciones de vulnerabilidad.
  • Aparte, en Barcelona también se repartieron 20.000 lotes con productos alimenticios, recomendaciones sanitarias e información sobre servicios municipales. Estos llamadas 'Cestas contra la Covidien' supusieron la distribución de 220 toneladas de productos alimenticios, en una iniciativa sin precedentes que contó con la colaboración de numerosas entidades como la empresa Linesport, Correos y Mercabarna, entre otros.

Aparte de este despliegue extraordinario, los Servicios Sociales municipales han distribuido alrededor de 29.000 tarjetas bancarias Barcelona Solidaria entre las personas atendidas: 17.000 ya estaban previstas antes de la Covid-19 como una manera de aglutinar ayudas sociales y facilitar su percepción por parte de las personas vulnerables, mientras que las 12.000 restantes se han distribuido durante las últimas semanas para canalizar el incremento de ayudas de emergencias que están gestionando los diferentes Centros de Servicios Sociales. Con el objetivo de profundizar en este modelo y hacerlo más extensivo, el Ayuntamiento tiene previsto destinar 0,5 millones de euros en ampliar la distribución de este tipo de tarjetas bancarias. Este incremento se hará de la mano de Cruz Roja y Cáritas, dos de las entidades más grandes y con mayor implantación en la ciudad, para que al menos 2.000 personas más atendidas por ellas también puedan acceder al mismo modelo de tarjetas que se distribuye desde Servicios Sociales. De esta manera se busca compartir información, afinar los protocolos de atención e implantar un modelo que da más autonomía.

En este punto hay que subrayar que el Acuerdo Ciudadano por una Barcelona Inclusiva, que aglutina el conjunto de entidades sociales que trabajan en la ciudad, ya constituyó el año 2018 la Red por el derecho a una Alimentación Adecuada en Barcelona. La red tiene el objetivo de que cualquier familia o persona individual tenga garantizadas sus necesidades más elementales o básicas de forma autónoma, promoviendo la máxima normalización e inclusión para garantizar el derecho a la alimentación de forma digna. La ampliación del número de tarjetas bancarias va precisamente en esta línea, además de trabajar para alcanzar otros objetivos que también promueve el Acuerdo Ciudadano como son evitar el derroche alimentario, promover el consumo de proximidad, garantizar la alimentación saludable y generar empleo e inserción laboral, entre otros.

Consciente de que, aparte de las grandes entidades sociales más conocidas, también existen otras más pequeñas y con un fuerte arraigo territorial, el Ayuntamiento de Barcelona ha preparado también un segundo paquete de ayudas para aquellas iniciativas solidarias que han seguido trabajando en proyectos de alimentación durante la Covid-19. En este sentido, está previsto la concesión de 0,5 millones de euros en pequeñas ayudas de entre 10.000 y 12.000 euros a estas entidades de base, diseñadas para llegar a una cuarentena de organizaciones que hayan mantenido sus servicios de alimentación o hayan puesto en marcha de nuevos coincidiendo con los momentos más duros de la pandemia.

Modelo de futuro

En una segunda fase, y una vez vistas las grandes potencialidades de trabajar juntos en la atención de la emergencia que ha generado la Covid-19, el Ayuntamiento y el Banco de los Alimentos están trabajando en la puesta en marcha de un nuevo modelo de alimentación que sea reproducible en diferentes territorios de la ciudad, congestionado con entidades, agentes sociales e integrando diferentes agentes de la ciudad.

La base de este sistema, que aún tiene que acabar de definir en detalle, pasa por trabajar de la mano de proveedores como Mercabarna y Unión de payeses, entre otros, para movilizar excedentes o donaciones de comida, que acto seguido se cocina en espacios ya preparados como podrían ser escuelas, centros o comedores sociales. De esta manera, y con un coste reducido, se podría trabajar en proyectos de inserción laboral y se reforzarían espacios de acción comunitaria.

Además, y con el objetivo de profundizar en proyectos de empoderamiento y de garantía de derechos, el Ayuntamiento de Barcelona ha editado una guía para la alimentación saludable y económica para las familias con niños. La guía, de la que se harán inicialmente 20.000 copias para distribuir a los Centros de Servicios Sociales, mercantes municipales, entidades sociales y otros equipamientos, además de ser consultable por internet, incluye una serie de consejos, propuestas de menús y listas de la compra para preparar comidas saludables con un presupuesto reducido.

La guía se basa igualmente en la promoción de alimentos de temporada, menús variados, atractivos y sencillos de elaborar con un coste de entre 2,5 y 5,5 euros al día, según la edad. La guía se ha hecho con la colaboración de la Fundación Blanquera de la Universidad Ramon Llull, siguiendo las recomendaciones de la Agencia de Salud Pública de Cataluña y la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria.

Ayuntamiento de Barcelona

Nuestros socios

Blau Perfumeries
CMS Nou Barris
Mobles Artesania
Autoescola Via Julia
Db net Bcn
Horta Esportiva
Forns de Pa Padró
Cargando...
x
X